Cajas

Aurora volvió a tener el mismo absurdo sueño. Se lo dijo a su novio: he vuelto a tener el mismo absurdo sueño. “¿Pero no son todos los sueños absurdos?” La respuesta del hombre que parecía que jamás iba a beber su café, que solo lo miraba humear, también era una repetición; ya era un juego, una cómoda costumbre, esa conversación mañanera sobre “el sueño de la fila”.

1 comentario

Cicatrices

Dicen que los recuerdos se alojan en nuestra mente, en un resquicio oscuro, casi olvidado, esperando su momento de protagonismo. Alba despierta en la madrugada, a esa hora en la que ya no eres capaz de conciliar un nuevo sueño. Movida por un impulso que no sabría explicar, sus manos acarician su vientre.

3 comentarios