«Un buen relato empieza con un buen título.»
Guy De Maupassant

Si te gusta leer o escribir relatos cortos, esta es tu sección. En ella publicaremos vuestros relatos. Si quieres que publiquemos el tuyo y lo promocionemos en redes sociales, escríbenos a: blog@espiademonios.com


Princesa con sueños.

Érase una vez, en el Reino de los Sueños Olvidados vivía una pecosa princesa en la torre de las
nubes.
Cuando apenas era una niña, pasaba horas y horas observando las nubes de su torre. Ella
les daba forma, color, incluso vida.

El Flaco. Cuestión de Suerte, 2ª parte

Era habitual que, cada cierto tiempo, algún policía pasara por el bar haciendo preguntas, pero este tipo no era uno cualquiera.
Se acercó a la barra con una calma inquietante.
El bar estaba vacío, aún era demasiado temprano para los ahogados.
—Tienes dos minutos para decirme dónde está “El Flaco”. Sin trucos, Jimmy...

Ahora lo veo.

¿Cómo se aprende a dejar ir lo que no es para ti?
No sé hacerlo. Solo intento alejarme, cada día un poco más, pero siempre vuelvo a ti. Te busco en mi amanecer, pensando que estás en mi cielo, guiando mis pasos cuando tiemblo de miedo.

Cuestión de suerte

Relato de María José Bravo Moñino. Desnuda el alma, mi cuerpo estaba cubierto por las prendas más sofisticadas, dejando a la altura del suelo cualquier trapito de seda. Sin más compañía que el abrazo a mis propias rodillas mugrientas bajo aquella tela, paso las noches y los días encerrado en aquel habitáculo infecto. No recuerdo […]

Sueños Paralelos

Imitando a una presa acechada, Chuck salto de la cama. Su esposa que acostumbraba leer de noche, mantenía una luz encendida.
—¿Una pesadilla, querido? —preguntó.

El amor de papá

Te escondes en el armario, cuchillo en mano, esperas. Escuchas la carcoma, la notas junto al oído. Silencio. No respiras. Echas el aire. Sientes el cambio. Pum. Papá ha llegado...

La Cartera

Relato de Skankja. 4º Puesto. I Reto de relatos cortos Libélulas Negras. <<¿Qué hago encerrado en este piso? ¿Cuánto tiempo llevo aquí sentado en el sofá? Ni siquiera sé qué hora es. Voy a salir a la calle a estirar un poco las piernas. Me sentará bien dar un paseo y tomar un poco el […]

Fiebre de las Montañas

El viento aullaba y rugía. Horace tuvo que gritar para hacerse oír desde el extremo de la cabaña:
-¡Ramsey, trae un cuenco de sopa para Wallace!
Wallace hacía tres meses que había muerto. No era adecuada esa farsa. No lo era para nadie.

Sueños Vívidos

Sabía que tarde o temprano me vería en una situación así, pero jamás pensé que sería esa
misma noche.

Lilith

Desde la más joven a la más anciana, una por cada hora que tiene el día. Seis siluetas por cada estación del año. Cuatro generaciones de seis videntes distintas. Y tan solo ella era la elegida. La número 21: Becca.

A fuego lento

El primer hachazo siempre era frío, dubitativo. El calor de la sangre nublaba mi raciocinio, dejando un gusto metálico en mi boca. «Exquisito».

Cuando quise ser luz

Me encuentro con la joven Caperucita en un frondoso bosque cada atardecer. Me duele mirarle a los ojos color avellana. No estamos en invierno, pero cada día, más prendas cubren su cuerpo.