¿Qué formato elegir para escribir?

¿Qué formato elegir para escribir?
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Escritura
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

Consejos de escritura con Fernando Gómez (@buho_narramundos en Instagram)

Siempre, cuando alguien se sitúa ante un papel en blanco, lo que más desea es escribir. De hecho, el principal consejo que te dan a la hora de ponerte a escribir es eso, que escribas. Es verdad que esa es la principal clave… pero claro, la cosa cambia cuando escribes con un propósito y, como consecuencia, te obliga a resolver la siguiente pregunta: ¿Qué formato elegir para escribir?

«Pues está claro, escribir, y a lo que llegue habré llegado.»

Y eso es lo que normalmente escucharas. El problema es que si alguien se pone a escribir sin tener en mente un objetivo o un formato, al final terminará llegando a un punto en que se le ha hecho demasiado larga la historia, y al final se dé por vencido. Escribir requiere mucha perseverancia, aunque eso ya lo sabrás si estás leyendo esto. Lo que igual desconoces todavía es que hay diferentes formatos para poder hacerlo.

Pero, antes de entrar en la clasificación, quiero realizar una pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre un microrrelato de 8 palabras y una novela de 800 palabras?

A ver… Sí, puedo escuchar como estás diciendo: «Pues la cantidad.» Y es una afirmación correcta. Sin embargo, la clave de una historia no es en absoluto la longitud. Es decir, un microrrelato se puede convertir en una novela, y viceversa. Es cierto que la mayor diferencia es el número de palabras pero, en esencia, su idea base no cambia. Lo que pasa es que la idea base en un microrrelatos está expuesta en 8 palabras, mientras que en una novela has podido explayarte hasta 800 páginas… Creo que en este momento lo estás empezando a ver.

Sí, explayarte. O, dicho de una manera más formal, profundizar. La diferencia entre los diferentes formatos es, ni más ni menos, cuántos detalles y profundidad vas a escribir de la historia. Entonces, al instante puedes decirme: «Entonces una novela de 800 páginas es mejor que un microrrelato de 8 palabras.»

Y negaré esa respuesta. La longitud de un texto no implica mayor calidad. Hay libros de 800 páginas que se pueden resumir en 100, de igual forma que algunas películas de 2 horas se pueden reducir a 30 minutos. Por eso, el formato es clave a la hora de saber cómo contar la historia.

Ahora sí, aquí pongo algunos ejemplos de formatos de escritura:

– Microrrelatos. Historias muy pequeñas, que apenas llegan a las veinte palabras. Con tan poco margen, son historias directas y concisas, con palabras muy bien seleccionadas. Es el formato más popular en las redes sociales debido a que captan la atención del lector y consigue profundidad de forma instantánea.

– Relato corto. Su longitud puede variar, pero diría que son los relatos entre 20 y 1000 palabras. La clave de los relatos cortos es centrarse en la escena clave sin escatimar en descripciones, además de poder añadir una pequeña introducción a la historia para sumergir al lector en ella. Son ideales para contar una historia dando rienda suelta a la imaginación, o comenzar una nueva aventura.

– Novela ligera o Instanovela. La longitud deja de ser en palabras y pasamos a páginas. Sin embargo, su mayor característica es que no busca crear un gran tomo, sino que su historia se divide en más pequeños bloques que cuentan la historia por temporadas. Los tomos pueden ser de alrededor de unas 200 a 500 páginas, pero no se limitan a uno solo, sino que puedes crear varias temporadas de una misma historia, mucho más ligero que si se tratara de una novela grande. Otra función de este formato es que permite enlazar diversos relatos cortos, hasta formar una historia más grande y compleja.

– Novela. Un solo formato, de tamaño generoso, en el que cuenta una historia concreta y, usualmente, completa. Una novela, aunque tenga una continuación, cuenta una aventura completa, de principio a fin. Por eso, muchas historias son conclusivas, contando una nueva en la novela siguiente.

Para terminar, quiero recordar que la longitud no es sinónimo de calidad. Piensa qué formato puede favorecer tu historia teniendo en cuenta estos consejos, y así poder contarla de la mejor forma posible, e incluso plantearte cómo plantear la posible comercialización del texto.


¿Te ha gustado esta entrada? Déjanos tu valoración y tu comentario.

Síguenos en redes sociales a través Twitter e Instagram.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Bruja del Sur

    Perfectamente detallado. ¡Muchas gracias!
    No pienso dejarme ni un solo consejo atrás 🙌🏼🙌🏼🙌🏼

    (5/5)

Deja una respuesta

Vota